dissabte, 9 de juliol de 2016

libertad para mi verso vol.2

Nunca se sabe lo que vale una promesa.
Un día nos sorprende en la cresta de la ola
y al otro buceamos entre arrecifes muertos.

Sumergidos en un barril de vino agrio,
suspirando incomprensiones a través de las ventanas...
...el recuerdo de mis muslos manchados de arena
murió calcinado en aquella tarde oblicua.

Los cuchillos guardados en sus fundas,
no hacen falta cuando matan los silencios;
silencios amargos chocando en los vasos,
hielo quemando las noches perdidas...

...así mueren las falsas promesas,
así se pierden los paraísos.
Un día la gloria, al otro el cadalso,
quemando en la hoguera está mi vacío.







Registrado en Safe Creatives, número de código 1504073793412.
Todos los derechos del texto reservados.


2 comentaris: