dissabte, 12 de setembre de 2015

las rimas solitarias vol.7






Maldito mono, deja de gritar...
...cuanto más gritas más se aleja la meta;
tus gritos han cerrado el mercado de palabras,
donde los poetas pobres se embrutecen con el vino.

Maldito mono, deja de aullar...
...tus gritos desgarrados alteran la noche;
la vecina del cuarto se ha despertado,
y presa del pánico ha llamado a su marido.

Maldito mono, deja de moverte...
cuanto más te mueves menos avanzas;
eres la parodia de un cangrejo violinista,
caminando del revés hacia la grupa del abismo.

Maldito mono, deja de enredar...
...tus torpes manos desordenan el tablero;
centenarios exaltados colapsan los burdeles,
y mueren de ataques cardiacos repentinos.

Eres y no eres, eres lo que eres,
nunca entendiste las delicias del tanteo;
pero yo te disculpo, si lo pienso fríamente...
...en algo hay que gastar los torrentes de libido.






Registrado en Safe Creatives, número de código 1504253926791.
Todos los derechos del texto reservados.



2 comentaris:

  1. Me ha gustado mucho esta composición, el ritmo, lo inquisitivo y a la vez tierno de estos versos. Impecable.
    Muy interesante el camuflaje de mono... A ver si Freud tenía razón, y todo tiene que ver con el sexo... jejej Bueno, broma aparte, me encanta la frescura que trasmites.
    Saludos, poeta.

    ResponElimina
    Respostes
    1. muchas gracias, Clarisa. es un intento de poema humorístico, si he conseguido arrancarte una sonrisa quiere decir que lo he conseguido. un beso.

      Elimina