dissabte, 26 de setembre de 2015

duetos vol.1

Con velocidad de revólver,
frente a la libertad 
que bruma a vuelo,
lágrimas de sal que quieren 
ser mar.
Con motivo y sin veleta,
en vertical fulgor, mi ser
breve
de levedad avida.
Párpados y estrias
han sido,
han tomado la levadura
efímera de estos días.
Después de sufrir, después 
del fracturado desenlace,
te queda un esté majado,
un Sol vacuno de pezuña
tenue.
Y te bebes la razón al saber
que sufrir te toca después
de la dicha.
El amor nos llena a grajo
de gracia.
Esta síntesis de éxito es un 
lagar
de premuras y promesas.
Somos esa piedra caliza
blanqueando muros 
y caminos...







...caminos que recorro,
siglos después,
con los ojos cegados
por los blancos 
reflectantes
rescatados del sepulcro.
Busco las vías,
las flechas de hierro,
que solían llevarme
a la arena procelosa
de tu playa 
varadero.
Leves como la bruma,
leves como el amor
traicionado 
en las promesas,
los dientes de león 
se elevan al cielo,
desmenuzándose
en estrías secuestradas
por el viento.
Un viraje del camino
me devuelve a tu regazo,
y en la lejana curvatura,
vuelvo a ver tu vientre
combado de arrecifes;
efímero reencuentro
de dos almas
dislocadas,
de ayeres caducados 
con sabor a levadura.








Registrado en Safe Creatives, número de código 1509265235725.
Licencia Creative Commons de Reconocimiento.


 
Poema a cuatro manos escrito por Alex Vargas y por Belén Aguilar Salas.
Buen fin de semana a todos!!!



dissabte, 12 de setembre de 2015

las rimas solitarias vol.7






Maldito mono, deja de gritar...
...cuanto más gritas más se aleja la meta;
tus gritos han cerrado el mercado de palabras,
donde los poetas pobres se embrutecen con el vino.

Maldito mono, deja de aullar...
...tus gritos desgarrados alteran la noche;
la vecina del cuarto se ha despertado,
y presa del pánico ha llamado a su marido.

Maldito mono, deja de moverte...
cuanto más te mueves menos avanzas;
eres la parodia de un cangrejo violinista,
caminando del revés hacia la grupa del abismo.

Maldito mono, deja de enredar...
...tus torpes manos desordenan el tablero;
centenarios exaltados colapsan los burdeles,
y mueren de ataques cardiacos repentinos.

Eres y no eres, eres lo que eres,
nunca entendiste las delicias del tanteo;
pero yo te disculpo, si lo pienso fríamente...
...en algo hay que gastar los torrentes de libido.






Registrado en Safe Creatives, número de código 1504253926791.
Todos los derechos del texto reservados.