dissabte, 23 de maig de 2015

poemas en clave de tuit vol.11

Tus ojazos pensativos me traen de cabeza. ¿Ofrecen más de lo que tienen o esconden más de lo que cuentan? El misterio más bello que afronté en mi vida, insinúas galeradas de buena poesía. Ojos de uva, de almendra, de avellana, de ciruela; densos como la maraña espinosa de una selva.








Concibió la vida como un estallido, un terremoto, un feroz frenesí...pero el insomnio ha llegado, su cama ha macerado, noches perdidas en fútil trajín. Forma en su mente el rostro anhelado que traiga el remedio a su ansia pueril. Sexo salado, palabras sensatas, copas de vino y fiebre de abril.







Poco recuerdo de aquel aciago día: un otoño macilento desmayado en la arboleda, un tapiz fragmentado de nervios y dobleces...tu cuerpo estilizado caminando hacia la fuente, tu pañuelo anticipando la inminencia de la huida...quizás, tal vez, mi brazo anquilosado perdiendote de vista.







Puse una peli con acento italiano, y dijiste quita eso, sólo son esquelas; rocé tu muslo con la palma de mi mano, y muy lentamente te abriste de piernas. Seamos franceses, dije enseguida, como eso que me haces los domingos por la noche; tu risa fue el telón que ocultó la escena, el sexo primerizo es el mejor deporte.






Registrado en Safe Creatives, número de código 1504253926791.
Todos los derechos del texto reservados.


4 comentaris:

  1. Genial, como siempre Alex. Me encantó eso de "el sexo primerizo es el mejor deporte". Me gusta tu manera desenfada de escribir...
    El segundo tuit tiene una preciosa musicalidad... Siempre es agradable leerte.
    Alex, gracias por leerme y por esta poesía tan en tu línea que es una maravilla.
    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Me abrumas Clarisa, pero gracias. sí, los primeros encuentros sexuales con la pareja son mágicos. Y gracias por alabar mi segundo tuit, si a ti te gusta seguro que es bueno. Un beso, y ojalá te llegue esta respuesta...

      Elimina
  2. Son preciosos todos ellos, muy muy buenos. De entre todos mis favoritos son el de los ojazos y el del otoño macilento que fue testigo de una despedida amorosa. Comparto hoy que pude dedicarme a leer un poco a la gente, "oficio" que ya tengo algo olvidado por mi falta de tiempo. Besos, Alex, y a seguir componiendo así de bien :-))

    ResponElimina
    Respostes
    1. un comentario delicioso, Mayte, sigue componiendo tú también q me gustan mucho tus poemas. un besote

      Elimina