divendres, 17 d’octubre de 2014

Vargas y Font, acción poética vol.5






Despegaba de la tierra una cobija
como la melena de una dama,
para lanzar escondrijos
desde el fondo del agua.

El cielo se abanicaba
con un ábaco de nubes,
y un laberinto encorvado
aplastaba las algas.

En el lecho del pantano
yacía la bestia
esperando el abrazo 
de la muerte que venía…

…simbiosis espumosa
largo tiempo soñada,
por una bestia hastiada
de su isla sumergida.

Y cuando al fin llegó
sin perfume ni guadaña
la bestia se encogió
como pez que huye del agua…

…y persiguió la luz morosa
de la tarde cristalina,
 mil años para olvidar
la mirada agusanada.







Poema a cuatro manos escrito por +Alejandro Vargas Sánchez y por +Isolda Font
Buen fin de semana a todos!!!




6 comentaris:

  1. Estos poemas a cuatro manos me resultan exquisitos. Este llega al corazón de un interior de cada uno, mitad ángel, mitad demonio.

    Un cordial saludo

    ResponElimina
  2. La mirada agusanada
    por mil siglos de ceguera
    más prendiera en él la hoguera
    cuando sus fauces moradas
    pronunciaran que su amada
    ya no es suya, pero fuera
    por siempre rememorada:

    ResponElimina
  3. Buen poema descriptivo a cuatro manos, en ese estilo gótico del que Isolda suele gustar. Mis felcitaciones para ambos. Besos y feliz finde.

    ResponElimina
  4. Me agradó el poema, felicitaciones a ambos.
    Abrazos.

    ResponElimina
  5. Inquieta, desasosiega, abre horizontes fuera de lo habitual... Parece escrito a cuatro bazos, a cuatro hígados...
    Abrazos, siempre

    ResponElimina
  6. Excelente poema. Muy enriquecedora composición a cuatro manos.
    Abrazos.

    ResponElimina