diumenge, 8 de juny de 2014

poemas en clave de tuit vol.6

Busqué tu rostro en la fiesta, en un carnaval ebrio de carne. Vestías de egipcia, túnica de seda, diadema dorada, cabello azabache. Blanca como el lino, blanca como el hielo, nada ni nadie podía ensuciarte. Pero el diablo vino, te dijo unas frases, y al infierno supongo debió llevarte.








Avanzas hacia mí a gatas por la cama, y el espejo refleja tu bella grupa alzada. Difícil describir qué siento, con tus pechos en mi torso, al contacto de tus pezones, que cortan el diamante. Imposible describir la piel de mi antebrazo, ante tus besos mojados, erizada y reaccionando. Y el espejo devuelve tus curvas apagadas, te has multiplicado, tal si fueras dos amantes. Y mi lengua recorre la gruta entre tus piernas, y mi mano dibuja el meridiano de tus nalgas. Y el espejo nos acoge, el espejo nos absuelve, desdoblados en la tenue luz que nos envuelve. Pero yo te prefiero a ti, la que tengo entre mis brazos; la que tiene medio rostro bañado por la Luna. La que mueve su cuerpo al compás de mis abrazos.








Surgiste de la nada y me atrapaste sin remedio. Nunca vi tu cara hasta el día del encuentro. Desde entonces me acompaña el olor del miedo; pero quizás no sea miedo, se parece más al vértigo. No hay que abrir las puertas al primero que llama, porque nunca se sabe quién se apropia de tu cama. Resignada y temerosa, voy calculando el precio, el precio a pagar por haberme puesto en medio…por estas horas robadas a la hiel de mi fracaso, porque tú a mí no me engañas, porque sé que estás de paso. Tendré que disfrutar de lo único que tengo; de la estación fantasma, de este último enredo…de los besos insinceros con sabor a miedo.








El paissatge des d’aquella esglèsia enrunada era com tret d’un conte de fades. L’escletxa deixava veure la Lluna plena, esbargint guspires als rínxols de l’aigua. I agafats de la mà callàvem tots dos, ja que aquella imatge emmudïa les paraules. Els nostres ulls bruns es trobaren, i les nines obscures cremaven, plenes com la Lluna rodona que ens  embolcallava…i què estrany, amic meu, que no arribéssis a besar-me…però el temps ha passat, com sempre ho ha fet, i d’aquells instants nomès queda la imatge. El temps governa, destrueix i renova, les runes del cos i les runes de l’ànima.







El paisaje desde aquella iglesia derruida era como sacado de un cuento de hadas. La fisura dejaba ver la Luna llena, esparciendo chispas en los rizos del agua. Y cogidos de la mano callábamos ambos, ante aquella imagen sobraban las palabras. Nuestros ojos marrones chocaron, y las pupilas oscuras quemaban, llenas como la Luna redonda que nos contemplaba…y qué extraño, amigo mío, que no llegases a besarme…pero el tiempo ha pasado, como siempre lo ha hecho, y de aquellos instantes sólo queda la imagen. El tiempo gobierna, destruye i renueva, las ruinas del cuerpo y las ruinas del alma.

Posdata: una poesía en catalán, para mis amigos catalanes de la Red, y la traducción (libre) al castellano para los que no lo son. Un abrazo enorme!!


Registrado en Safe Creatives, número de código 1405060804756.
Todos los derechos del texto reservados.


Todas las fotos de este blog han sido tomadas por mí o sacadas de los murales de GOOGLE
Videos de YOUTUBE



5 comentaris:

  1. Muy buenos todos pero; el segundo destaca por ese sutil romanticismo que equilibra la línea erótica. La prosa en catalán preciosa, sobretodo cuando se abre a diversas interpretaciones (y qué extraño, amigo mío, que no llegases a besarme).
    Un abrazo Alejandro,

    ResponElimina
  2. Muy bien se me da la poesía de estos poemas, amigo. De mucho gusto.

    Abrazos

    ResponElimina
  3. M'agrada molt. Son como haces de poesía libre. Como las alas de una paloma. Evocador y sugerente.

    Un saludo bien cordial

    ResponElimina