dimarts, 7 de gener de 2014

Nymphomaniac vol.1

Quiero hablar hoy de una película que seguramente va a traer cola, “Nymphomaniac vol.1”, de Lars Von Trier, estrenada recientemente en las salas de nuestro país.








Traer cola en la medida en que una película puede traer cola hoy en dia, que es más bien poco. Porque hay películas de las que se estaría hablando durante años enteros, si tuvieran una repercusión acorde con sus contenidos. Todo lo que toca este cineasta es escandaloso, y quizás su última obra sea la más escandalosa de todas las que ha producido hasta la fecha.


No soy un gran experto en Lars Von Trier, quizás esté pecando de osadía al escribir estas líneas, porque no soy ni he sido nunca un seguidor de su estilo artístico. Algunas de sus películas se acercan más a la tortura china que al arte o al entretenimiento. Recuerdo especialmente “Dogville”, en que una población aislada y rural se ensañaba hasta límites insospechados con una beatífica Nicole Kidman, o “Los Idiotas”, película con una filosofía altamente cuestionable, que propugnaba la idiotez total como camino más directo a la felicidad, y que de paso dejaba retratados a todos los personajes que podríamos calificar como “normales”. Por supuesto que he visto también “Dancer in the Dark”, la película que rodó junto a Bjork, o contra ella, que son famosos los rumores que afirman que el rodaje acabó degenerando en batalla campal entre el director y la cantante…demasiados egos, supongo; y es que Bjork, marciana entre las marcianas, una esquimal con el talento musical de un Mozart o un Beethoven, no lo olvidemos, no debe de ser una artista fácil de manejar por ningún director, aunque tenga tanta personalidad como Von Trier.








El no conectar con esta manera tan sórdida de hacer cine ha hecho que me pierda (de momento) películas de Von Trier como “El Anticristo” o “Melancolía”, por citar algunas de las más recientes. Y quizás se pregunte quien esté leyendo esto, ¿cómo pagas una entrada para ver una película suya? Pues muy sencillo, porque por muy incómodas que sean sus películas siempre se acaba aprendiendo algo…ahora entramos en una fase que siempre me ha parecido dificilísima, y es hablar de la película en cuestión, una película que está en cartelera, sin destripársela al prójimo…es valiente, por supuesto, es un retrato realista y contundente de la psique y del comportamiento de una ninfómana, comportamiento que nace de un amor desmedido por su padre y de una relación excesivamente fría con la madre, es decir, de una infancia con serios desajustes emocionales. Joe, la protagonista, pierde la virginidad de manera dolorosa e insignificante, y se acaba lanzando a una carrera indiscriminada por conseguir acostarse con todos los hombres que se le pongan a tiro.




 



Se puede esperar de Von Trier, evidentemente, escenas sexuales explícitas, y las hay. Se puede esperar alguna escena psicológicamente insoportable, y la hay. (Atentos a Uma Thurman, porque está de Oscar). Se puede esperar que vaya más allá de lo que antes haya llegado un cineasta en su sano juicio, y no sólo va más allá, sino que se recrea con ello. La agonía del padre (Christian Slater) es una clara muestra de ello. Pero ahora pasemos al personaje principal, que se las trae, y a la moraleja que creo encierra esta inclasificable película.


El personaje principal, Joe, creo que ejemplifica una gran verdad psicológica que cada vez está más presente en el cine y la literatura; que todo comportamiento compulsivo encierra algún tipo de trauma anterior. En este caso, ya lo he dicho antes, nace de una relación sumamente desequilibrada con sus padres, de una necesidad imperiosa de paliar con placer una situación triste y dolorosa. Creo que ya pasó el tiempo en que los comportamientos compulsivos (léase el sexo, drogas y rock and roll, por ejemplo), eran enarbolados como el remedio más eficaz contra la represión y los males de la humanidad. Toma posiciones otro tipo de visión, es decir, que la compulsividad tiene un origen más o menos traumático. Y que la seducción se ha tomado como otro vehículo de competición narcisista; esto también aparece en la película, pero sería desviarse del tema. El hecho de que algo tan maravilloso como es el sexo sea quemado y dilapidado de tal forma por Joe (llega a confesar que durante una época se acostaba con diez hombres diferente cada noche) no es presentado en ningún momento, ni tan siquiera por ella misma, como el colmo de la felicidad.







“El ingrediente secreto del sexo es el amor”. Repitámosla, es una frase muy bonita, “el ingrediente secreto del sexo es el amor…”. Y es que en la película también se repite, es la moraleja de la historia, la alternativa que ofrece Von Trier al comportamiento sexual tan desordenado de Joe. Y quizás sea gracias a las escenas tan desagradables que pueblan la película que esta frase nos llega más hondo, por contraste, porque es como un salvavidas en medio de la desgarradora historia de la protagonista. ¿Impactar al espectador para que el mensaje positivo cale más hondo? ¿Torturarlo impunemente y luego ofrecerle una tira de esparadrapo? No pretendo elegir ninguna de las dos, a mí es que simplemente me emocionan mucho esos mensajes positivos dentro del caos, ese admitir que todo está hecho una mierda, pero dejando una puerta abierta a la esperanza. Lo hacen muchos artistas, y por algo será.


Y ya está, se me ha acabado la cuerda. Como siempre, es un reto hacer estas críticas sobre películas, hablando sobre sus temáticas y sus personajes, claro, dejo las críticas más minuciosas para los que sepan hacerlas y, bueno…sólo sé que tengo ganas de ver la ópera prima de Von Trier, “Europa”; la vi hace décadas, literalmente, y ya se decía por ahí que el cineasta danés iba a traer cola. Vaya si la ha traído. Vayan al cine y no me dejarán por mentiroso. A sus pies, señoras y caballeros. Viva el cine.








 

12 comentaris:

  1. Interesante tu blog.
    Soy una apasionada por el cine, puedo ver desde una pelicula de Boris Karlof hasta una actual y disfrutarla y valorar su calidad artistica.
    Me gusta el cine en todas sus epocas.

    ResponElimina
  2. Hola Alejandro, me ha parecido un artículo muy interesante y una crítica documentada, clara y amena. De esas que te motiva a ir al cine. Como cuando Pumares presentaba una peli antes de su emisión. Saludos

    ResponElimina
  3. Interesante tu espacio, amigo. Me hago seguidora.
    Saludos!

    ResponElimina
  4. Exquisita reseña. ¡Enhorabuena!

    ResponElimina
  5. Me gusta que las reseñas cinematográficas en vez de fastidiar el argumento, me den ganas de ver la película. Valiente actitud la de arriesgarte con semejante director! Gracias por visitar mi Luna y ojalá en la próxima la conspiración informática te permita dejar huella, ya sabes que allí no se borran. Abrazo confianzudo, Alejandro-Javier

    ResponElimina
  6. Aunque expongas una serie de excusas, limitaciones y temores para analizar una película, tu trabajo es bastante completo y nos permite hacer una idea de la película sin generar prevenciones absurdas. Me ha gustado esta sinopsis. Me gusta Lars Von Trier, he visto tres de sus películas y seguro encontraré, también, algo bueno que aprender con esta. Saludos

    ResponElimina
  7. Querido Alejandro, en mi modesta opinión, pienso que tu crítica es tan válida y buena como la del más nombrado o afamado crítico y sino a mi, simplemente me gusta. me gusta tu forma de escribir y de interpretar lo que ves y sobre todo, me gustan tus conclusiones, diáfanas y claras, y me encanta el mensaje con el que me quedo tras la lectura, o más bien mensajes, pues son dos, que quiero ver la película porqué me despertaste las ganas y que en todo lo malo, hay algo positivo que debemos buscar, aunque sea para mantener el norte. gracias y un placer conocer tu blog. saludos

    ResponElimina
  8. Gracias Alejandro por compartir tu critica sobre la nueva pelicula de Lars Von Trier. Vamos a esperar que llegué a Buenos Aires. Saludos.

    ResponElimina
  9. No soy experta en cine, solo una simple espectadora. Pero este director es distinto a todos. Novedoso, provocativo, artista, crudo.
    Recuerdo que " Los idiotas" y "Dancer in the dark" me gustaran. No sé, tiene algo que atrapa.
    Estupenda crítica sobre su obra.
    Un abrazo.

    ResponElimina
  10. Muy buena entrada y estupenda critica ! Mi vocación es ser directora de cine ojalá y me estuvieras criticando en este momento...jaja porque quiere decir que estuviera ejerciéndolo.Me quedé por aca...te invito al mio Idolidiaglez.blogspot.com. Un cálido saludo.

    ResponElimina
  11. Veo que tu blog es de amplio espectro.Me encanta el cine (en realidad cualquier expresión artísitica) pero lo mio son más las letras.
    Gracias por tu visita a mi blog. Lo mejor del concurso posiblemente sea la posibilidad de difusión. Encontrar diamantes en pozos de arena. Un saludo

    http://espaciopotemkin.blogspot.com.es

    ResponElimina
  12. Me gusta tu blog y el post .El cine es puro arte...
    El ingrediente secreto del sexo es el amor...buena y sabia frase.

    Te sigo gracias al concurso 20minutos.es
    yo también participo en Cultura y tendencias.

    Abrazos fraternos de MA.
    El blog de MA.

    ResponElimina